miƩrcoles, 10 de diciembre de 2003

España retrocede en desarrollo tecnológico.

Se ha dado a conocer el informe global sobre tecnologías de la información que elabora anualmente el WEF (World Economic Forum), una organización internacional e independiente que analiza más de cuarenta parámetros (como la calidad de la educación científica, la investigación en universidades y empresas, la cantidad y calidad de las infraestructuras disponibles, líneas de teléfono, penetración de internet, usuarios de telefonía móvil, número de ordenadores, ...) para establecer un índice comparativo de desarrollo tecnológico en los 102 países que cubre el estudio. Dicho informe sitúa a España en el puesto 29, por detrás de países como Malasia, Malta y Estonia, y cuatro puestos por debajo que el año pasado. El primer puesto del informe vuelve a ocuparlo Estados Unidos, después de que Finlandia se lo arrebatara el año pasado.

Según una de las autoras del informe, la economista Fiona Paua, los problemas que lastran la posición de España son el porcentaje de hogares con acceso a internet (48%), la burocracia administrativa (puesto 61º de la clasificación), la prevalencia de tecnología extranjera frente a la propia (55º), la falta de calidad de las instituciones de investigación (51º) "y, en general, la escasa colaboración entre universidades y empresas para investigar".